Brochetas de portobello con bacon y queso

Brochetas de bacon, queso y champiñón

¿¿Estás buscando una receta fácil de hacer pero muy, pero que muy sabrosa?? ¡¡Estas brochetas son la respuesta!! Compuestas por bacon, queso y portobello, pero además… puedes incorporar más ingredientes si así lo deseas… Son ideales para aperitivos, como primer plato o para cocinar en barbacoas. Si eres un fanático del queso, podrás degustar su sabor único junto con otros ingredientes como el bacon, que si lo añades a un ingrediente de comida sana como son los champiñones portobello, puede convertirse en el componente perfecto para darle más sabor y alegría. Además, dada su flexibilidad en crudo, es estupendo para envolver otros ingredientes, formando rollitos…como te proponemos en nuestras brochetas. Al bacon le va muy bien el horno, que lo deja muy crujiente y prácticamente sin grasa… ¡¡Así lo haremos!! ¿¿Qué mejor para resolver una cena rápida sin renunciar al sabor?? ¡¡Atento!!

Dificultad: Baja.

Tiempo de preparación: 15 minutos.

Ingredientes:

  • 5 lonchas de bacon adobado
  • 10 champiñones portobello limpios (medianos)
  • Queso crema
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Modo de preparación:

1. Para comenzar, retira la corteza de las lonchas de bacon con unas tijeras (este paso es opcional), y divídelas en 2 partes cortándolas por la mitad.

2. Asegúrate de que los champiñones portobello están limpios totalmente, realiza un corte en cruz y salpimentalos.

3. A continuación, comienza a montar las brochetas: Empieza untando una cucharada de queso crema sobre el champiñón y seguidamente rodéalo con media loncha de bacon. Una vez rodeado, incorpóralo a la brocheta procurando que pille el extremo de la loncha para que quede bien cerrada.

4. Cuando tengas todas las brochetas preparadas (en este caso 10), ponlas sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima.

5. Para terminar, con el horno precalentado a 180 grados con calor por arriba y por abajo, cocínalas hasta que se doren un poco por arriba. Retíralas del horno y gíralas hacia el otro lado para que se hagan mejor. Vuélvelas a introducir y estarán listas cuando el bacon esté a tu gusto.

Empezar con esta sencillísima receta en una cena por ejemplo, significa triunfar, ya que la combinación de champiñones portobello con bacon y queso es deliciosa. Resulta ideal y muy versátil, ya que permite introducir innumerables ingredientes: vegetales, carnes, salsas….

¡¡Seguro que ésta receta les encanta a todos!!! Para más información síguenos en nuestras redes sociales Instagram, Facebook o Twitter. ¡¡Hasta pronto!!

Compartir