Copa de helado con mermelada de champiñones

Copa de helado con mermelada de champiñones

Copa de helado con mermelada de champiñones

 

“Hay que ver el partido que le sacas a un champiñón”

Manolo, al ver este postre.

“Esto está buenísimo, ¿cómo lo has hecho?”

Emilia, tras la primera cucharada.

“Oye, ya me contarás de dónde has sacado esta receta, porque es todo un puntazo.”

Paco, después de rebañar con el dedo la última gota.

Hemos querido comenzar con esta recreación de una reunión en la que acaban con esta copa de helado con mermelada de champiñón para que te vayas haciendo a la idea y así luego no te salgan los colores. Vas a triunfar.

El champiñón, dada su permeabilidad y lo neutro de su sabor, nos ofrece la posibilidad de incluirlo en las más diversas elaboraciones, asumiendo casi cualquier sabor y ofreciendo siempre una textura distinta que, como en este caso, jugará a tu favor.

Esta copa de helado con mermelada de champiñones es una receta de Manu, de Lalola Restaurante y Catering Lalola Bodas, todo un experto en sorprender a sus comensales sacando lo mejor de los productos de Neofungi.

Empezamos:

Dificultad: Fácil

Tiempo de preparación: 25 minutos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 champiñones de Neofungi.
  • 1 litro de yogur.
  • Helado de vainilla.
  • Azúcar.
  • Agua.

Modo de preparación:

  1. En primer lugar has de hacer la mermelada de champiñón. Para ello, lamina el champiñón y échalo a un cazo en el que  también debes poner entre 2 y 3 cucharadas de azúcar y un buen chorro de agua. Estos tres ingredientes han de cocinarse a fuego lento. Lo harán solos, ni siquiera es necesario que estés removiendo todo el tiempo. Simplemente asegúrate de que el agua se va consumiendo hasta quedar tal y como te imaginas que sería una mermelada de champiñón. Para ello, si te hubieras quedado corto al principio, también puedes corregir echando algo más de agua.
  2. Una vez que esté lista tu mermelada de champiñón, déjala enfriar, puesto que es fría como ha de añadirse a la copa de helado.
  3. En unas copas, vierte hasta la mitad yogur líquido. Si no tuvieras yogur líquido en casa, podría valerte cualquier vaso de yogur común, siempre que logres que pierda su solidez, tal vez ayudándote de algo de nata líquida.
  4. Sobre la copa y el yogur, pon una bola de helado de vainilla.
  5. Corona cada una de las copas de yogur y helado con una o dos cucharadas de tu mermelada de champiñones, ya en frío.

Et voilà! Ya has creado la copa de helado con mermelada de champiñón. Un postre diferente, capaz de encandilar a los más exigentes que seguro querrán repetir la experiencia.

Este es, en realidad, un postre muy sencillo de hacer, te sugerimos que te animes a probar y nos cuentes qué tal se ha dado, mandándonos imágenes del resultado, a través de nuestras redes sociales: Facebook, Google+, Pinterest, Linkedin y YouTube.

Por otro lado, queremos que recibas cada receta automáticamente, y por ello hemos creado también un canal de RSS que te animamos a seguir.

¿Quieres ver tu receta publicada? ¡Estás de buena suerte! Envíanosla a recetas@neofungi.es y la publicaremos para que todo el mundo conozca tu arte en la cocina.

No os perdáis nuestras recetas semanales, ¡prometemos seguir sorprendiéndote!

Compartir