Los alimentos en conserva pierden sus nutrientes y otros 5 mitos sin fundamento.

Los alimentos en conserva

A menudo hemos oído a alguien sugerir que el consumo de los alimentos en conserva no son equiparables a su consumo en fresco. Suponemos que no osaría a referirse al consumo del champiñón en conserva pero, por si lo hacía, vamos a tratar de desmentir 6 mitos acerca del consumo de alimentos en conserva para que, la próxima vez, puedas rebatir con argumentos esa ofensa.

MITO Nº1.

Los alimentos en conserva pierden sus nutrientes.

Al proceder de materia prima cultivada para fresco, y además estar recién recogidos, los champiñones que podrás encontrar en las conservas que Neofungi te proporciona siempre mantienen unas excelente calidad y cualidades organolépticas.

Por otra parte, y al disponer de nuestra propia conservera, controlamos todo el proceso de producción de los alimentos en conserva que ponemos en el mercado, por lo que, a través de los procesos de temperatura necesarios tras el enlatado del champiñón, somos capaces de inactivar las enzimas propias del alimento, evitando así su maduración y, en consecuencia, la pérdida de nutrientes se impide debido a la ausencia de oxígeno y la inexistencia de contacto del producto con sustancias sólidas, líquidas y gaseosas e incluso la luz.

MITO Nº2.

Los alimentos en conserva llevan un montón de aditivos y conservantes.

Para nada, una de las ventajas de las conservas enlatadas es que no requieren de aditivos ni conservantes para mantener todas sus cualidades.

MITO Nº3

Los alimentos en conserva tienen menos sabor.

Falso. De hecho, reconocerás todo el sabor de un champiñón en cada una de las piezas que contienen nuestras conservas.

MITO Nº4

Los alimentos en conserva son más perjudiciales para el medio ambiente que los alimentos frescos.

Mira por donde, los alimentos en conserva tienen muchísimos factores que les hacen sacar ventaja al resto de productos (frescos, precocinados, etc…) del mercado. Estos son algunas de las claves que has de tener en cuenta:

  1. Todas las latas que utilizamos son totalmente reciclables.
  2. No requieres de consumo eléctrico para mantener los alimentos en conserva en casa. Puesto que mientras no estén abiertas, las latas se han de mantener a temperatura ambiente.
  3. Dado que todo el producto que contienen las latas está ya listo para su consumo, no tienes por qué desechar ninguna parte y, por lo tanto, no estás generando residuos orgánicos.

MITO Nº5

Dan menos juego a la hora de idear recetas.

Por ahí sí que no pasamos. ¡Si los alimentos en conserva son todo un recurso de cocina! Los champiñones que Neofungi te proporciona, en concreto, son todo un salvavidas en la cocina y te ayudarán a aportar todos los nutrientes que necesitan tus platos a cualquier receta. Además, existen cientos de recetas que tienen el champiñón en conserva como protagonista. ¿Quieres conocer una de ellas? Pues no te pierdas la receta que te propondremos esta semana.

¿Qué otras ventajas tiene según tú el consumo de alimentos en conserva? Mandadnos vuestros comentarios y compartir este post entre aquellos que todavía no confíen en consumir champiñón en conserva, más si es de Neofungi.

¿Queréis otro argumento para convencerles? En el vídeo que sigue podrán conocer cómo trabajamos en nuestra propia conservera, ¡todo un lujo!

No olvidéis que estamos contigo a través de las redes sociales. Puedes encontrarnos en Facebook, Pinterest, Google+ yYouTube.

Además, si quieres compartir con nosotros tus recetas (por ejemplo con champiñón en conserva), escríbenos a recetas@neofungi.es y las publicaremos encantados.

Compartir