7 motivos por los que comer champiñón es bueno para tu salud

El champiñón es un alimento muy apreciado en las cocinas de gran parte del mundo, tal vez por su facilidad para combinarlo  con otros ingredientes hasta conformar un excelente plato o una  guarnición perfecta y, seguramente, por su sabor. Pero es que además, el champiñón forma parte de los alimentos que más recomiendan los dietistas.

Descubre a continuación los 7 motivos principales que hacen que comer champiñón sea bueno para tu salud.

1. Previenen el cáncer.

Los champiñones contienen selenio y vitamina D por lo que son una fuente de antioxidantes y , por lo tanto, ayudan a la reparación del ADN y evitan que éste sufra mutaciones, reduciendo además las posibilidades de células malignas que acaben derivando en cáncer y/o tumores que afecten tu salud.

2. Fortalecen el corazón.

Son ricos en potasio, lo que ayuda a fortalecer el corazón, mejorando la presión arterial y disminuyendo las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

3. Favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Esto es debido al contenido de vitamina B1 de los champiñones. La vitamina B1, o Tiamina, participa en el metabolismo de los hidratos de carbono para la generación de energía, cumpliendo un rol indispensable en el funcionamiento del sistema nervioso y de tu salud.

Pero además, la vitamina B1 es la gran aliada del estado anímico por su efecto benéfico sobre el sistema nervioso y la actividad mental. Ayuda en casos de depresión, irritabilidad, pérdida de memoria, pérdida de concentración y agotamiento.

4. Crean sensación de saciedad y reducción de apetito

Lo cual los hace idóneos como complemento en la mayor parte de dietas de adelgazamiento. Los champiñones, gracias a que contienen dos tipos de fibra: los beta-glucanos y la quitina, aportan una sensación de saciedad y una reducción del apetito en quienes los consumen que provocan una evidente disminución de la ansiedad por comer y de la sensación de hambre que sufren las personas que llevan a cabo una dieta de adelgazamiento.

5. Previene la caída del cabello y fomenta su crecimiento

En gran medida la recomendación de comer champiñones para prevenir la caída del cabello y su fortalecimiento se debe a la contención vitaminas como la B1 ya mencionada (el buen funcionamiento del sistema nervioso, redunda en un mejor y más abundante cabello en muchos casos) pero también, al alto valor de minerales como el cinc, el selenio y el cobre. Sí, el cobre. El champiñón, junto a otros alimentos como los espárragos o las semillas de sésamo y girasol, contienen cobre, lo cuál les hace muy beneficiosos para el cuidado de la salud de tu cabello, la prevención de su caída y el aumento de su crecimiento.

6. Retrasa el desarrollo de la diabetes y es buena en la dieta los que la sufren.

El consumo de champiñones produce un efecto retardante en el desarrollo de la diabetes y reduce los síntomas asociados a esa patología.

Es precisamente ese bajo nivel glucémico (imperceptible salvo que se llegaran a consumir 1,2 kg de champiñón en menos de 10 minutos) y el alto nivel en fibra de los champiñones el que hace a este alimento una gran solución en las dietas de las personas que desgraciadamente ya sufren este problema de salud.

7. Favorecen la reducción de colesterol.

Por un lado, el champiñón no tiene absolutamente nada de colesterol y, por otro lado, sí que encontramos en este alimento cierto contenido de vitamina B5, recomendada para reducir el exceso de colesterol.

Las que hemos enumerado aquí son sólo algunas de las ventajas que encontrarás al consumir champiñón, pero hay muchas más que iremos desgranando poco a poco en nuestro blog y redes sociales. No dejes de seguirnos a través de nuestros canales en Facebook, Google+, Pinterest, Linkedin y YouTube o nuestro canal de RSS y mantente al día de todas las bondades del consumo de hongos, de recetas perfectas para incluirlos en tu cocina y mucho más.

Y, por supuesto, ahora que conoces algunas de los beneficios para tu salud y la de los que más quieres que tiene el consumo de champiñón, no olvides incluirlos en tus recetas.

Compartir